Congelaciones

Desde el primer día de su formación, los residentes se vinculan en el procesamiento y estudio histológico de las muestras correspondientes a cirugía de Mohs. 

 

La Cirugía de Mohs es la extirpación quirúrgica, controlada microscópicamente, usada actualmente para los tipos más comunes de cáncer de la piel (carcinoma basocelular, carcinoma escamocelular y melanoma maligno). Tiene una tasa de curación del 98% en los casos no tratados previamente.

 

Cada margen de resección es teñido con tintas de colores para permitir su exacta identificación. Esta técnica es muy útil en los sitios donde el tumor tiende a recidivar y donde es aconsejable preservar la mayor cantidad de tejido sano posible para facilitar la reconstrucción (párpado, nariz, labios, orejas, entre otros).